Buscar

Misión Colibrí: La historia de cómo colocaremos un satélite mexicano en la atmósfera

¿Alguna vez soñaste con viajar al espacio? ¿Te gustaría ser parte de la industria espacial? Esa “última frontera” que pareciera lejana e inalcanzable, hoy en día es accesible mediante el desarrollo de nuevas tecnologías satelitales. No importa que tan lejano parezca ese sueño, Misión Colibrí te anima a hacerlo realidad, por esa razón, Bitácora Espacial es el lugar en el que los miembros de este equipo te compartiremos un vistazo de lo que estamos haciendo. ¿Te unes?

Así comenzó todo


En 2017, la Universidad Panamericana, a la que pertenecemos, firmó un convenio de colaboración con el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), con el cual pasó a formar parte del programa de iniciativas internacionales de ciencia y tecnología de dicha institución (MISTI).


En el verano de 2018, la Facultad de Ingeniería recibió una invitación para acudir a un curso sobre la construcción de nanosatélites en el MIT. Los alumnos interesados acudieron una semana a los talleres de introducción a la industria aeroespacial que preparó la Universidad Panamericana.


Fue en ese primer viaje a Boston, Massachusetts, donde se conformó la mayor parte del equipo que ahora integra esta misión. En conjunto con investigadores y profesores del MIT, nació la idea de poner en marcha un complejo experimento: construir un nanosatélite que introduzca nueva tecnología espacial para contribuir al problema de la basura espacial.


Desde ese momento hasta hoy, muchos integrantes se han sumado al equipo y esta idea se vuelve cada vez más una realidad.



Talento mexicano


¿Sabías que los antiguos mexicanos reconocían al colibrí como un pequeño ser que, a pesar de su tamaño, mostraba gran fuerza al volar porque dentro de sus dones estaba el transportar de aquí para allá los pensamientos y sueños de los seres humanos? Es justo por esa razón que este proyecto en su totalidad ha sido nombrado como “Misión Colibrí”: es una metáfora de la fuerza científica e intelectual que tendrá el pequeño satélite.


Actualmente, la iniciativa está integrada por un equipo de más de 40 alumnos de la UP, campus México y Aguascalientes, que pertenecen principalmente a las ingenierías Mecánica y Mecatrónica, pero también participan otras carreras como Ing. en Animación y Videojuegos, Ing. en Inteligencia Artificial, Tecnologías Energéticas, Ing. en Innovación y Diseño, Comunicación, Derecho, Mercadotecnia y Negocios.


Actualmente, hay muy pocos satélites mexicanos en órbita, por tanto, el principal objetivo de este proyecto es impulsar a la industria aeroespacial mexicana, porque esta vez los estudiantes estarán involucrados desde el diseño y construcción hasta el lanzamiento y monitoreo del satélite: así impulsamos el desarrollo de dispositivos espaciales en México.



Pakal: nuestro nanosatélite


La basura espacial es un problema que pareciera lejano, pero la realidad es que su existencia representa un riesgo de colisión para lanzamientos espaciales, además de que, a largo plazo, podría afectar servicios de telecomunicación y geolocalización que usamos día a día. Mitigarla no es sencillo, comenzando por que se necesitan modelos matemáticos precisos para definir su ubicación y después implementar misiones de recolección, es decir, primero saber con precisión dónde está para luego poder eliminarla.


En ese sentido, Misión Colibrí está desarrollando un pequeño satélite (3U cubesat) que introducirá nueva tecnología espacial para obtener mayor precisión en la medición de la densidad atmosférica de la órbita baja de la Tierra. Permanecerá en órbita durante un semestre y generará datos estratégicos que permitan hacer cálculos más precisos sobre la ubicación de la basura espacial. Será nombrado Pakal, en honor al legendario Señor Maya.


Houston, ¿Hay problemas?


El lanzamiento de Pakal está previsto en un periodo de 2 a 3 años. Misión Colibrí conlleva muchos retos, pero gracias a sus aliados estratégicos ―MIT, NASA, y Agencia Espacial Mexicana― poco a poco ese sueño espacial se hará realidad. ¡Próximamente te contaremos sobre ellos!


Bitácora Espacial


El impacto de Misión Colibrí es científico y tecnológico, pero también académico y social: es nuestra visión contribuir a futuros proyectos y aumentar el interés de los mexicanos en la industria aeroespacial y aeronáutica. ¡Bienvenido a nuestra Bitácora!



Sigue de cerca a Misión Colibrí y conoce a su equipo en nuestras redes sociales #TalentoEnÓrbita

Texto adaptado de la publicación en la Revista Universitaria Jardín Central, Número 4, Septiembre - Octubre 2019, pp-24-25.

© 2018 Misión Colibrí UP - MIT 

  • Facebook
  • Instagram
  • Colibrí Twitter